Testimonios Campos 2017

Antes de meternos de lleno en el curso que se presenta, queremos echar una mirada atrás al verano. Pretendemos recordar lo vivido y compartido en los Campos de Trabajo de Atalaya Intercultural, un programa que define perfectamente la identidad de esta torre desde la que vigilamos las verdades. Desde donde se puede ver la riqueza de nuestra sociedad cuya diversidad debe considerarse como un activo que debemos proteger y promoverlo a través de una cultura de inclusión; y somos muy afortunados de poder contar con gente que realmente cree y lucha por un mundo mejor.

 

Os dejamos algunos testimonios de personas voluntarias que han colaborado este pasado verano.

 

TESTIMONIOS 2017

 

 

 

[...] Gracias por mostrarme que la vida es para darla sencillamente, sin publicidad, por ser mi momento de descanso, mi euforia y mi motivación, por las sonrisas más plenas y las lágrimas más sinceras, por este voluntariado, por este milagro.[...]

 

Solo viviendo quince días en Atalaya podréis comprender este voluntariado, pero como supongo que aún no os habéis atrevido, voy a intentar abrir un poco el corazón y mostrároslo desde aquí, mi perspectiva, consciente de que nunca me salen las palabras adecuadas cuando lo que tengo que decir me desborda el alma.

Llegué con ganas de cambiar el mundo y al final él me cambió a mí. No ha sido fácil admitir que sola no puedo hacerlo todo, pero ahora sé que puedo hacer algo y por muy pequeño que sea siempre estaré dispuesta. Esta experiencia ha reafirmado mi deseo de ayudar y me ha motivado para llevarlo a mi día a día. Y quizás parezca una ilusa, pero la esperanza nunca se pierde y he visto el poder de unos jóvenes juntos comprometidos en amar y servir, con una vida por delante de ventaja y Dios de su parte, y por ello, sigo pensando que llegará el día en que salga en las noticias que un grupo de voluntarios ha cambiado el mundo, realmente creo que es lo único que podría hacerlo.
Intento revisar estas dos semanas y no voy a decir que ha sido fácil, porque es duro salir de la burbuja en la que vivimos y chocarnos de lleno contra el muro de la realidad, pero hay mucha más luz que oscuridad en toda esta historia. Me quedo con miles de momentos que me han tocado el alma, con cada palabra, frase u oración que me ha ayudado a seguir aún más fuerte, pero especialmente, me quedo con unas caras concretas y sus respectivos nombres que siempre tendrán un hueco en mi corazón, porque me han cambiado la vida, siempre a mejor. Hablo de personas que sin saberlo me han reparado; los niños con sus abrazos sinceros, con sus miradas limpias y sus palabras nobles, ellos siempre tan oasis en los días malos, me han hecho volver a mi infancia y me han sacado más amor del que creía que tenía para dar. También me refiero a los adultos, mis alumnos de español, con el esfuerzo y la gratitud infinita, pero sobre todo por dejarme ser yo su refugio, por confiar en mí y hacerme sentir especial, útil. Hablo sobre todo de mis compañeros y coordinadores primero, luego mis amigos y finalmente mi familia, por ser ejemplo y apoyo, por tener siempre la palabra adecuada. Si dudas de ir por quién te podrás encontrar, no temas, yo fui sola y creo que basta con decirte que ellos son las antorchas de esta experiencia y estoy segura de que lo serán en muchos días más del resto de mi vida. Les estoy infinitamente agradecida por los días tristes y los días felices, por la soledad y la compañía, por la solidez y las cenizas, por enseñarme a querer y quererme sin el filtro de los prejuicios, por hacerme crecer y crecer conmigo, por mostrarme que la vida es para darla sencillamente, sin publicidad, por ser mi momento de descanso, mi euforia y mi motivación, por las sonrisas más plenas y las lágrimas más sinceras, por este voluntariado, por este milagro.
Unos por otros, Dios por todos.


Blanca García Castro.

 


 



 

[...] Es curioso, antes de crear mi historia con Atalaya era incapaz de amar esas palabras, hoy las quiero con locura.[...]

 

Sábado, 29 de julio de 2017. Amanecía un día vació, como los muchos de verano que ya habían pasado. A medida que avanzaba, el semblante de mi cara iba cambiando y el día se iba llenando. Mi prisa porque éste se llenara era impaciente y al final resultó, se llenó como hacía tiempo que no se llenaba. Se llenó de un sentimiento encontrado tan grande que rebosaba a medida que iba creciendo. El tren chirriaba sin cesar y mi mirada quedaba fundida en cada estación en que éste paraba. No entendía nada, quería avanzar pero al mismo tiempo deseaba retroceder. A las 17:00 me detuve junto a mi maleta, era hora de entrar, de entregarme a los demás, sonreí ante la semejante acogida por parte del equipo de coordinadores y demás voluntarios, respiré hondo y puse nombre a aquello que me pasaba, ya no quería volver. A pesar del cansancio, mis ganas porque nunca acabara aquel 29 de julio eran incansables, imaginad la tremenda acogida que recibí; capaz de sostener que jamás nadie me había recibido con semejantes ganas.

 

Los días pasaban y mis ganas de que permanecieran eternos eran desgarradoras. Tras el fin de semana, comencé mi primera experiencia con niños, tomé el primer contacto con alumnos del primer ciclo de primaria, fue espectacular, fuel el colmo que llenó ese vacío con el que cargaba desde hacía mucho tiempo, me sentí plena, satisfecha y muy agradecida. A lo largo del paso de la semana mis miedos se esfumaron, ya solo permanecían mis ganas por estar, por seguir sirviendo, por ayudar a crecer y por crecer junto a ellos, de este modo, sin poder frenar llegó el final, ese final que tanto me costó adoptar, el mismo que deseo eliminar. Cómo transmitiros tanto en tan pocas líneas si es que para sentirlo hay que vivirlo. Tuve contacto previo con voluntarios que ya habían tomado la iniciativa de vivir una experiencia de semejante altura y recuerdo una a una cuáles fueron las palabras que definían su historia, las mismas que hoy sostienen la mía.

 

Es curioso, antes de crear mi historia con Atalaya era incapaz de amar esas palabras, hoy las quiero con locura. Sábado, 12 de agosto de 2017, ojalá algún día poder regresar.

 

Con el corazón, GRACIAS.

 

Carmen Cortés García.

 

 


 

 

 

[...] Animaría a muchos a apuntarse solo para conocer a gente que ha hecho de la integración de  inmigrantes su misión, su reto de cada día. Para educarse en la integración, para aprovechar toda la riqueza que conlleva.[...]

 

Dos palabras me salen para nombrar lo que he vivido en Burgos: sorpresa y cuidado.


«Sorpresa» porque nunca en mi vida habría pensado en ser parte de un grupo de monitores, en cuidar sesenta niños, ¡en pasarme un verano al servicio de los niños! Pensaba que necesitaría unas cuantas experiencias, competencias para acercarme a ellos, para comprenderlos, para robarles una sonrisa. Sin embargo a lo largo de la experiencia los papeles me parecen haberse intercambiado: ellos se han hecho profesores de sencillez y diversión.


«Cuidado» porque en Atalaya no se cuidan solo los niños sino también los voluntarios. Desde las 9 hasta las 17h sólo existían los niños y era nuestra responsabilidad darles cariño y atención para que pudieran disfrutar su campamento con serenidad. Además, los coordinadores siempre se han interesado por los monitores: las actividades de formación y de acompañamiento han sido para mí una forma de atención hacia nosotros, para disfrutar y conocer cuánto más posible Atalaya Intercultural.

 

Una última cosa, quizás las más importante. Animaría a muchos a apuntarse solo para conocer a gente que ha hecho de la integración de  inmigrantes su misión, su reto de cada día. Para educarse en la integración, para aprovechar toda la riqueza que conlleva.

 

Matteo Palma

 

 

Как сделать потолок из гипсокартона. Как сделать подвесной потолок в доме. Какой потолок лучше сделать. Отделка ванной комнаты. Быстрая отделка ванных комнат панелями. Отделка ванной комнаты пластиковыми панелями. Кровля крыши профнастилом. Качественные материалы для кровли крыш. Крыша из мягкой кровли. Самоделки для сада. Успешные самоделки для сада своими руками. Самоделки для сада и огорода. Ванная мебель для ванной комнаты. Купить мебель для ванных комнат недорого. Заказ мебели для ванной комнаты. Бизнес малое производство. Самый малый бизнес идеи производство. Новый бизнес производство. Монтаж дверей своими руками. Быстрый монтаж входных дверей. Легкий монтаж пластиковых дверей. С чего начать ремонт квартиры. Быстрый ремонт дома с чего начать. Ремонт своими руками для начинающих.
Documentos 1
  • Documentos

    Descarga documentos de interés

    Acceder
Galería 2
Voluntariado 3
  • Voluntariado

    Averigua como puedes colaborar

    Acceder
Encuéntranos 4
  • Encuéntranos

    Localiza nuestros servicios

    Acceder